6 Errores que Debes Evitar al Hacer la Dieta Paleo

La dieta Paleo consiste en eliminar los granos, los productos lácteos, los azúcares, el alcohol y los alimentos procesados. Básicamente si un hombre de las cavernas no tenía acceso a ese alimento, entonces no puedes consumirlo. Como con cualquier dieta, hay una serie de peligros que hay que tener en cuenta si estas aplicando este estilo de vida de las cavernas para bajar de peso. A continuación los errores más grandes para evitar al comenzar tu dieta Paleo.

Errores dieta paleo

1. Fiarte de los Alimentos Paleo Empacados

Brooke Alpert, R.D., fundadora de B Nutritious, dice que los alimentos procesados y etiquetados como Paleo, sin gluten u orgánicos te hacen pensar que son aptos para este regimen alimenticio, pero podrías estar engañándote a ti mismo. “Una galleta Paleo sigue siendo una galleta”, dice Alpert. Además, muchos productos etiquetados como Paleo son altos en carbohidratos de frutos secos, que pueden hacer que retengas agua, y esto no ayuda a tu meta de pérdida de peso. En lugar de comprar un paquete de snacks sin grano, libre de soja y sin contenido lácteo, etiquetado como Paleo, ve a la sección de verduras cortadas frescas, toma un puñado de nueces crudas (sin sal) o compra frutas frescas como arándanos, etc.

2. Consumir sólo Proteína

Es importante recordar que la dieta Paleo no sólo se trata de comer enormes cantidades de carne, dice Alpert. “Es un malentendido común que la dieta de Paleo se trata de comer carne y sólo carne, con algo de bacon por encima”, dice. Y aunque la proteína puede ayudarte a construir el metabolismo y alimentar tus  músculos, no más de un tercio de tu plato debe basarse en proteínas, dice Mandy Enright, R.D.N. Las fuentes ideales de proteínas incluyen cortes magros de carne, pescado y aves de corral. Por cierto, si no has leído aun mi artículo detallado sobre la Dieta Paleo, échale un vistazo antes.

3. Escatimar en los Vegetales

Si bien un tercio de tu plato debe basarse en proteínas, debes llenar la mitad del plato con verduras y frutas. Esto se debe a que las verduras bajas en calorías te llenan de fibra, lo que ayuda a que tu digestión se mantenga en el buen camino y evites comer una hora después de la cena – porque no te has quedado saciado. Después de darle prioridad a tus verduras, dedica el resto de tu plato a las grasas sanas, como el aguacate y las semillas. Mantener tu comida balanceada con proteína, fibra y grasas saludables puede mantener tu dieta en el buen camino para la tus objetivos de pérdida de peso.

4. No Recuperar los Nutrientes Perdidos

Cuando le dices “Adios” a los productos lácteos, legumbres y granos (debido a las reglas Paleo), puede que pierdas algunos nutrientes importantes, especialmente el calcio, vitamina D y fibra. “La pérdida de peso no es inteligente o eficaz si estás creando una deficiencia de nutrientes en el proceso”, dice. Si vas en serio con tu dieta paleo es recomendable trabajar con un especialista en nutrición para asegurarte de que estás recibiendo todos los nutrientes que necesitas. Pero mientras tanto, como base, trata de comer más frutas y verduras frescas en cada comida para obtener suficiente fibra en tu dieta. Los vegetales de hojas oscuras como la col rizada y las espinacas, así como las verduras crucíferas como la coliflor, el brócoli y las coles de Bruselas son buenas fuentes no lácteas de calcio. Así también, puedes obtener tu proporción de vitamina D consumiendo champiñones y yemas de huevo.

5. No Controlar los Tamaños de las Porciones

Además de asegurarte de que estás recibiendo la proporción adecuada de nutrientes en tu plato (ver los puntos dos y tres), es muy importante cuidar tus porciones en el plan Paleo, dice Kristin Reisinger, R.D., C.S.S.D., fundador de IronPlate Studios. Incluso reduciendo los grupos de alimentos y consumiendo más verdura, puede que  retrases tu progreso o incluso aumentar de peso si no cuidas la cantidad de comida que estas ingiriendo, dice Reisinger. Cuando se trata de vegetales fibrosos, el cielo es el límite, dice Reisinger. Las verduras de hoja, el brócoli y la coliflor son bajos en calorías, altos en fibra y agua, y ayudan con la pérdida de peso. Para la mujer promedio que desea adelgazar, se dice que una porción de proteína magra está entre cuatro y seis onzas (aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas). Luego, se añade una cucharada de aceites saludables como el aceite de oliva, y una porción de tres a cuatro onzas de carbohidratos con almidón.

6. Establecer Reglas Estrictas

Sólo porque una dieta sea popular no significa que sea la mas adecuada para ti. Lo importante es que te sientas cómodo y que sea sostenible. Esto significa hacer tus propias reglas con las comidas, incluso si estas basando la mayoría de tus comidas en esta dieta. Flexibilizar un poco las reglas dentro de lo razonable. La idea es seguir los principios de la dieta Paleo: reducir la cantidad de azúcar, alimentos procesados y el alcohol que consumes, mientras consumes más proteína magra y mucha verduras. Pero evitar los granos enteros, legumbres, frijoles y productos lácteos. Esto te ayudará a mantenerte en el buen camino, con una alimentación saludable, sin sentirte privado o muy restringido. En última instancia, este es un plan de alimentación saludable que conduce a resultados duraderos para la mayoría de sus practicantes.

¡Por favor Valora este artículo!
6 Errores que Debes Evitar al Hacer la Dieta Paleo
5 (100%) 3 votos